Inicio » Magia blanca » ¿Bruja se Nace o se Hace? Brujas de nacimiento y brujas de oficio

¿Bruja se Nace o se Hace? Brujas de nacimiento y brujas de oficio

¿Qué es una Bruja?

Durante miles de años, las brujas han caminado por la tierra. No siempre se llamaban brujas, pero estaban allí con o sin etiquetas. Estos individuos eran personas que vivían entre sus tribus y más tarde dentro de aldeas, y eran considerados hombres y mujeres sabios. Había varios nombres para estas personas, entre ellos: curanderos, chamán, vidente, anciano, oráculo, etc. Hay evidencia de que estas personas especiales existieron desde tiempos muy antiguos.

Bruja-se-nace-o-se-hace

¿Bruja se nace o se hace?

Las personas de las tribus y las aldeas recurrían a estos individuos para pedir ayuda con curaciones, nacimientos, para encontrar elementos perdidos, romper maldiciones, pedir consejo para los negocios y la guerra, y más. Con el tiempo, muchas de estas personas sabias fueron acusadas de brujería y herejía. Fueron llamadas brujas y expulsadas de sus casas, juzgadas, torturadas y ejecutadas. Sin embargo, de alguna manera han sobrevivido.

Hoy en día, hay personas que se llaman brujas y creen en los caminos de la Madre Tierra. Siguen los caminos de sus ancestros y estudian el uso de plantas y cristales para la sanación y otros asuntos. Buscan la sabiduría y las experiencias de este y otros mundos. Estas son las verdaderas brujas de nuestro tiempo. Existieron entonces y aún existen. Pero la pregunta es, ¿se nace bruja o te conviertes en una?

¿Se nace Bruja?

Hay dos lados en la discusión de si una nace bruja o si se convierte en una bruja con el tiempo y la práctica. El primer argumento es que se nace bruja. Que es una parte del propio ser en forma física, mental y espiritual. Si se le pregunta hoy a una bruja cuándo es que “se convirtió” en bruja, muchas responderán con “alguna vez cuando era niña/o o adolescente, no puedo recordar”. Esto es a menudo porque saben que siempre han tenido esta parte de ellos en lo más profundo. Incluso como niños o niñas, estas brujas de hoy en día dicen que se sentían seres mágicos o extraños, sin tener una etiqueta para ello.

Por ejemplo, en la infancia, a menudo las brujas tienen una fuerte conexión con la naturaleza. Suben a árboles, se esconden en el bosque. Ayudan a sus madres o abuelas en el jardín. Incluso cultivan sus propias plantas. También es cierto que las brujas tienen una afinidad por los animales y la vida silvestre. Pueden adoptar animales abandonados o alimentar animales salvajes. Les atrae la vida en muchas formas.

Las brujas también pueden tener intensas experiencias espirituales y sueños en la niñez. Por ejemplo, en épocas antiguas y en algunas culturas hoy, se cree que los chamanes “obtienen” sus dones luego de experiencias traumáticas tales como experiencias cercanas de la muerte o enfermedades severas. Esto también puede suceder con las brujas.

Las brujas también pueden estar fascinadas con lo paranormal desde una edad joven – fantasmas, vampiros, hombres lobo, etc. Sus sueños como niños o niñas pueden incluir volar o dejar sus cuerpos detrás. Todas estas experiencias pueden y han sucedido a las brujas en edades tempranas.

¿A qué apuntan todos estos signos? A que las brujas nacen y no se hacen.

Bruja se hace o se nace

Las brujas han vivido vidas pasadas como brujas y la memoria de ellas se lleva en sus almas a través de cada encarnación. También es posible que las brujas lleven la memoria del ADN de otras brujas en su ascendencia y, por lo tanto, nuevamente, nacen en sabiendo que son realmente personas mágicas.

Si nos sumamos a esta creencia, que las brujas nacen y no se hacen, esto significa que no todo el mundo puede ser verdaderamente una bruja. Esta afirmación enoja a muchos y así argumentarán que cualquiera puede ser una bruja. Que se trata de un oficio aprendido o práctica, lo cual nos lleva a nuestra próxima sección…

¿Nos convertimos en Brujas?

El otro argumento en cuanto a los orígenes de las brujas es que las brujas se hacen. Se convierten en brujas en algún momento de sus vidas. Algunos dicen que son “llamadas” a las artes. Pueden tropezar con la magia accidentalmente o alguien puede introducir la brujería a ellas. Tal vez encontrar un libro en una tienda de segunda mano o ver algo en internet sobre las brujas modernas. Inmediatamente se sienten atraídas por el arte. ¿La brujería existe? ¿Puede ser una religión? ¿Puede ser mi religión? Todas estas son preguntas que la bruja principiante se podría estar haciendo ahora mismo.

Las brujas se hacen al ser primero llamadas al camino de la bruja y aprendiendo cómo convertirse en bruja. Algunos dicen que esta es la forma de hacerlo. Si la persona aprende a través de un miembro de la familia o a través de un mentor o un amigo, puede volverse bruja. La etiqueta “bruja” es la que se gana. Las brujas tienen que buscar la sabiduría de la tierra, los elementos, el otro mundo, los antepasados y mucho más. Una bruja nunca deja de aprender.

Algunos dicen que para ser una bruja, la persona tiene que dedicar un año y un día al estudio de los fundamentos del arte y luego ser oficialmente iniciada por otra persona que ya es una bruja iniciada o un sumo sacerdote / sacerdotisa de un aquelarre. Otros no están de acuerdo con esto y dicen que se trata de un rito religioso sólo adherente a la Wicca (una forma de brujería religiosa desarrollada por un hombre llamado Gerald Gardner en la década de 1940).

Una de las cualidades principales de un brujo o bruja es que siempre está buscando. Constantemente quieren aprender y saber más sobre el mundo que les rodea y el mundo dentro de ellos y cómo todas las cosas están conectadas. Uno no puede simplemente llamarse a sí mismo “brujo” o “bruja” sólo porque se siente de cierta forma. No es una etiqueta que se puede reclamar sin demostrar que realmente se merece. Es como convertirse en un carpintero o un fontanero. Es una habilidad y una forma de vida que se practica sobre una base diaria y tiene que ser aprendida primero.

También hay quienes se llaman a sí mismos brujas durante un mes o dos y rápidamente dejan de lado la etiqueta. Esto se debe a que estas personas que son jóvenes o atraídos por la etiqueta, tal vez lo hacen porque parece algo interesante para hacer. Es una tendencia o pasatiempo pasajero para estas personas. Desafortunadamente, esto le da mala reputación a quienes se dedican a la brujería seriamente durante toda la vida. Podría hacer que otras brujas parezcan superficiales o falsas. Al mismo tiempo, esto sucede con cualquier otra religión en el mundo. La gente puede llegar a una religión, encontrar que es interesante, llamarse a sí mismos lo que sea, y luego cambiar de opinión en breve para pasar a otra cosa.

Las brujas se convierten en brujas por su propio impulso individual y dedicación a las artes. No es sólo una práctica o una religión. La brujería es una disciplina y un modo de vida.

Bruja se Hace o se Nace: ¿Un poco de ambos?

Bruja se hace

Tal vez no podemos decir si las brujas nacen o se hacen. Tal vez creemos que es más probablemente una combinación de ambos. Todas las personas nacen con habilidades psíquicas e instintivas. Nacemos con la capacidad de conectarnos a nuestras propias almas y usar la propia intuición. También nacemos con la capacidad de ver la magia en toda la naturaleza. Desafortunadamente, la mayoría de la gente pierde estas habilidades con el tiempo. La sociedad nos enseña que los “psíquicos” son locos o que son un fraude. Nos enseñan que usar la imaginación es simplemente para los niños. Que es un juego de niños creer en fantasmas, hadas y magia. Que lo que podemos ver, físicamente, es lo que realmente está ahí y nada más.

O quizás la religión que nos enseñaron cuando éramos niños nos decía que estas cosas son “malas” o que deben ser expulsadas de nuestros sistemas de creencias. Creer en la magia o las brujas es pecaminoso y te enviará al infierno.

Lee también: ¿Pueden los Cristianos practicar la hechicería?

Por estas razones, las personas están separadas de sus habilidades mágicas… que en realidad no son mágicas en absoluto. Son simplemente nuestra conexión espiritual con el mundo que nos rodea, incluyendo a otros seres humanos y sus energías inherentes.

Dicho esto, las brujas son aquellas personas que han aprovechado sus habilidades espirituales innatas. Son las personas que no perdieron la esperanza en la magia. Tal vez son simplemente niños y niñas que nunca dieron la espalda al mundo o a su intuición. Cuando son “llamados” a iniciarse, se dan cuenta de que siempre fueron un brujo o una bruja. Pero ahora es el momento de tomar el camino, estudiar y conservar la sabiduría antigua. Aprender sobre el mundo que nos rodea y dentro de nosotros. Una bruja nunca deja de aprender y nunca deja de practicar. Una bruja tal vez nació así, pero también se puede hacer.

Lee más aquí: Cómo convertirse en bruja