Inicio » Magia blanca » Cómo Leer el Aura: Introducción y Guía de Colores

Cómo Leer el Aura: Introducción y Guía de Colores

La verdadera grandeza del aura es que no miente. En este brillo luminiscente, toda la belleza no contada está esperando ser descubierta. Todos tenemos auras, ese colorido campo que decora el Cuerpo de Luz. Las plantas, los animales, las personas y hasta los edificios irradian colores que revelan más de lo que nuestras palabras dicen.

Si bien no es la habilidad mágica más poderosa de todas, prestar atención al aura de una persona te dirá mucho más de lo que se ve a simple vista. No se requiere un enorme esfuerzo, pero la paciencia será una virtud a medida que comiences a notar las auras de las personas.

Aprende cómo leer el aura

Aprende cómo leer el aura

¿Cómo podemos comenzar a leer estos campos sutiles entonces, para poder ver más allá en el espectro de una persona? Es fácil aprender a leer las auras, pero antes de empezar vamos a repasar algunos conceptos básicos.

¿Qué es el Aura?

James van Praagh nos recuerda que somos espíritus que tienen una experiencia humana y es esta frecuencia de espíritu la que vibra creando el campo energético que nos rodea. Este campo alrededor de nuestro cuerpo físico es conocido como el “aura”.

Tenemos 10 cuerpos según las tradiciones egipcia e hindú, y el campo áurico se puede ver generalmente irradiando entre 15 y 40 cm fuera del cuerpo físico. Esta prevalencia de color ilustra muy bien estos cuerpos sutiles. Son los colores los que nos ayudarán a “ver” el aura.

Colores del Aura

Un color vibrante indica conciencia espiritual y bienestar, mientras que los colores apagados o turbios revelan una lentitud en el autoconocimiento personal del individuo e incluso enfermedades. Aquellos que equilibran sus chakras, practican yoga y toman decisiones conscientes, por ejemplo comer sanamente, irradian naturalmente este amor propio. Los colores menos intensos en el aura pueden indicar lugares donde se necesita más atención. Encuentra más adelante en este artículo una guía de colores del Aura.

Los colores en el campo también revelan mucho a medida que aprendemos cómo leer las auras. Mientras algunos de nosotros pueden verlos físicamente, algunas personas más sensitivas pueden ser capaces de sentirlos con mayor precisión. Hay quienes son clarisientes, que significa que pueden sentir las cosas mucho mejor de lo que las pueden ver (clarividentes). Avanza de a poco en tus exploraciones para descubrir cuáles de tus sentidos psíquicos están más desarrollados y empieza primero con aquellos que sean los más fuertes.

Comenzar a sentir la frecuencia del color es la mejor manera de leer las auras para los principiantes. Por un momento, permítete entrar en quietud, cerrando los ojos y respirando profundamente. A continuación, invita a los colores a mostrarse sobre ti mientras notas cómo se siente cada uno en tu cuerpo sutil y físico. Cuando puedas familiarizarte con la vibración de tus colores será más fácil notarlos en otros. Esta es una manera fácil y accesible para que los principiantes sientan el aura.

Ubicación del Aura

Nuestra aura rodea nuestro cuerpo entero, pero la mayoría de las veces (por ejemplo en las fotos Kirlian) se ve simplemente el campo alrededor de la cabeza y del pecho. Hay muchas maneras de capturar físicamente el aura con una gran precisión diagnóstica. Pero en ausencia de tecnología avanzada, puedes comenzar a sentir fácilmente estos campos áuricos por tu cuenta.

Los campos alrededor de la parte superior del cuerpo son un buen indicador del estado de la persona en este momento. A veces irregulares y otras veces suaves, su textura también revelará cuán consistente es esta energía que está residiendo dentro de la persona.

Cómo leer el aura

Cómo leer el aura

A veces, destellos frescos de color se pueden ver por fuera del campo. Se llaman “nubes”, estos pueden indicar tendencias que no siempre permean el campo directamente, pero que influyen en la realidad de la persona.

Grandes bloques de colores, o colores con forma humana revelan la presencia de nuestros guías sobre nosotros. Por ejemplo, el contorno de un cuerpo de oro indica la compañía de un Maestro Ascendido. Otras veces son los seres queridos que parecen simplemente decir hola.

Observar los colores bailar a través de cada alma es a la vez una sobrecarga sensorial y una experiencia de aprendizaje masiva.

Ubicación de los Colores

La ubicación de cada color también nos mostrará muchas facetas interesantes. Por ejemplo, si alguien lleva un color rojo alrededor de su pecho, puede indicar un corazón frustrado mientras que el blanco alrededor de la corona retratará una alma altamente avanzada.

Mi primera foto de aura mostraba un arco negro sobre mi cabeza. Mientras que el negro puede preocupar a los principiantes, yo estaba en manos de una experta que me preguntó si había tenido una experiencia cercana a la muerte. “No,” le contesté. Ella sonrió profundamente y me dijo: “Debes ser entonces alguien que es capaz de cruzar entre los mundos de la vida y la muerte.” Increíble. Ella vio algo en mí que en ese momento yo todavía no había comprendido completamente, pero que más tarde confirmaría.

Los Colores del Aura Cambian

Cabe señalar que los colores del aura cambiarán. A medida que crecemos y evolucionamos, nuestra aura refleja nuestros esfuerzos.

Es fascinante para mí ver cómo los colores se van transformando con el tiempo, incluso de un minuto al siguiente el campo se ve afectado por cada pensamiento e interacción que tenemos. Nunca son dos imágenes iguales y ver los colores puede ser una manera excelente de seguir nuestro progreso espiritual.

Cómo Leer El Aura Paso a Paso

1. Presta atención a la energía

Antes de que podamos desarrollar plenamente nuestra capacidad de ver las auras, primero debemos tomar conciencia de cómo la energía se siente en nuestro cuerpo. La próxima vez que estés con un amigo, presta atención a cómo te sientes en su presencia. ¿Te invitan a que te sientas amado y comprendido o, más bien, o consumen tu propia energía? Concéntrate en tu respiración y pídete una sensación honesta de cómo te sientes. Es esta reacción física visceral la que si comenzamos a honrar nos ayudará a interactuar con las muchas personas con las que entramos en contacto.

2. Las auras son más fáciles de ver desde la periferia

Rara vez somos capaces de ver un aura. Como somos máquinas biológicas que procesan y filtran tanta información, nuestra visión directa también se ve afectada por la velocidad de análisis de nuestro cerebro. Para empezar a ver el aura, observa un solo lugar durante 30-60 segundos y deja que tu mirada se suavice. Observa los objetos que están justo fuera de tu vista directa para desarrollar aún más tu visión periférica. Mientras dominas tu mirada, no hay necesidad de tensión o estrés, pues esto sólo va a desencadenar ansiedad en el cerebro. Respira normalmente mientras practicas esta visión de enfoque suave.

3. El Color Manda

Como hemos explorado, la presencia del color mejorará tu capacidad de leer auras. Para expandir tu vista, ve a una habitación de color neutro y juega con objetos de colores brillantes. Lo mejor es adherir algo de un color sólido a la pared para practicar mejor la visión periférica. Cierra los ojos y respira pidiendo a los colores que se muestren ante ti. Ahora mira fijamente el objeto de color mientras respiras profundamente. Nuevamente deja que tu mirada se suavice o desenfoque casi como si estuvieras mirando a través del objeto.

Nota el campo que rodea el objeto coloreado. Comenzarás a notar un color pálido y brillante que sale de él. Esta es la magia de leer el aura. A medida que ganes confianza con colores sólidos, añade gradualmente objetos multicolores para expandir tu visión psíquica.

4. Leer el Aura de otros

Los colores del aura

Los colores del aura

Como las plantas son nuestros mejores aliados en la tierra, comienza con ellas. ¡Ellas no dirán nada si te equivocas!

Cuando estés listo para pasar a las personas, por favor pide permiso primero. Esto garantizará que el libre albedrío se honre y te dará acceso para ver el aura en cuestión. Esto es simplemente ser educado después de todo y nos asegurará que el acceso a los reinos invisibles sea respetado.

Pídele que se pare entre 40 y 50 cm delante de ti contra una pared de color neutral. Mira la pared, no a tu amigo, y empieza a sentir el campo. Mirándolo suavemente a través de él y a la pared alrededor de él. Pídale al aura que se muestre ante ti, y presta atención no sólo a tu visión, sino también a tu sentido de los colores. Una vez que hayas hecho esta conexión en la lectura del aura, prosigue pidiéndole que se mueva lentamente para ver si todavía puedes sentir los mismos colores. Como una prueba un poco más avanzada, pon su música favorita para ver si los colores cambian.

5. La Práctica hace al Maestro

Una vez que hayas perfeccionado tus habilidades con los demás, puedes intentar leer tu propia aura. Ten en cuenta que esto puede ser un poco más difícil, pero es una excelente práctica en el fortalecimiento de tus habilidades intuitivas. Siéntate en un tranquilo espacio meditativo y despeja tu mente. Establece una intención para la cual te gustaría tener acceso a “ver” tu propia aura.

Frota suavemente tus manos, esto activa la energía entre las dos manos y enciende el Aka (la adhesividad o la sensación de magnetismo que puede sentir) – la sustancia etérea de la vida según los antiguos egipcios y el hilo invisible que crea la materia.

Enfoca tu atención entre las palmas y ve si puedes sentir un color en estos hilos de energía. Puede sentirse como una niebla, pero tu sentido físico del color confirmará y reforzará tu visión psíquica.

Ver auras es sólo un paso hacia una mayor conciencia y hacia elevar nuestra conciencia porque nos alinea con esas personas, espacios y situaciones que nos sirven para mejorar.

La bendición de aprender a leer las auras es que nos da una experiencia directa de la realidad energética que a menudo ignoramos. Cuando podemos honrar la realidad invisible en la que navegamos cada día, se ralentiza nuestro ritmo acelerado y nos trae una mayor armonía con la naturaleza espiritual de la realidad.

Guía de Colores del Aura

Rojo

guia colores aura

Guía de colores de aura

El rojo es el color del estrés o la ira. Hay una razón por la que la frase, “estar rojo” se usa cuando uno está experimentando un estado extremo de emoción. Cuando el temperamento se activa, incluso el color más calmado del aura sufrirá de un destello de color rojo, y si alguien tiene una superposición roja, o tonalidad, alrededor de ellos en todo momento, esto puede significar que sus interacciones se ven a menudo coloreadas por la ira o la intensidad.

El rojo es un color físico típicamente encontrado en hombres de negocios, políticos y otras personas altamente ambiciosas que tienen el enfoque y la determinación para lograr cualquier objetivo que establezcan. Una concentración de luz roja en un individuo que no exhibe de otro modo ese color indica generalmente una dolencia, generalmente alrededor de la garganta o de las orejas. El rosa, por otro lado, se asocia con sentimientos sensibles y preocupados, y se suele ver alrededor de las mujeres durante el embarazo.

Naranja

El naranja es un color curativo y limpiador, creado cuando la vitalidad del rojo se mezcla con el optimismo del amarillo. También un color físico, el naranja se asocia con la recuperación de la enfermedad o trauma y puede indicar la vitalidad física o mental. El color naranja alrededor de la cabeza significa que la persona es tolerante y de mente abierta. El naranja también se ve frecuentemente en las auras cuando el individuo está llegando a un momento de cambio, ya sea un nuevo hogar o una nueva relación. El naranja aparece cuando el pasado se abre para forjar nuevos caminos.

Las bolas de luz naranja alrededor de la cabeza significan que la mente de la persona se fija en cambiar su vida pero puede no estar completamente lista para hacer tal cambio. Manchas pequeñas de naranja significa que los cambios han comenzado recientemente. Un color naranja pastel indica nuevas aspiraciones de tipo espiritual. Este color se encuentra generalmente en las personas que están buscando, pero aún no han encontrado su nuevo destino. Debido a que el color naranja es el color del cambio, este color se encuentra a menudo en los consejeros, trabajadores sociales, y cualquier otra ocupación que busca ayudar a la gente a cambiar para mejor.

Amarillo

El amarillo es el color de la energía y la expresión, el optimismo y la jovialidad. Sin embargo, si el color amarillo aparece en forma de puntas, podría significar que la persona está experimentando una división en su personalidad y luchando por fusionar su actitud enérgica y juvenil con las demandas de la sociedad. Su mente está dividida entre demasiadas opciones, lo que tiende a causar estrés en las personas con este color en su aura.

Verde

Aura coloresEl verde es el color de la naturaleza, del renacimiento y la renovación. Muchos médicos y curanderos tienen este color en su aura. Los verdes son directos y leales, y realmente quieren lo mejor para todos. Verde brillante significa que a la persona le gusta ayudar, mientras que un color de limón verdoso puede indicar engaño o, más probable, envidia. El verde esmeralda rico indica fuerza del carácter. De hecho, cualquier sombra saludable de verde es un signo positivo; Sólo los verdes oscuros son negativos, indicando una personalidad no confiable. El verde está vinculado con la presión arterial y el corazón – siempre y cuando el torso emita una luz verde brillante, la persona es saludable.

Azul

El azul es un color emocional que se encuentra en individuos espirituales altamente sensibles. Los azules traen paz y calma a los que les rodean, y exhiben un amor por la libertad y el deseo de alcanzar nuevas alturas espirituales. Los médiums que son capaces de escuchar voces de espíritu suelen tener azules brillantes en su aura, así como los escritores. Un aura llena de azul brillante significa que la persona es muy saludable y en paz. Ver azul océano tiene un efecto calmante sobre los nervios e incluso puede estabilizar la fiebre.

Índigo / Violeta

También son colores emocionales, las violetas y los índigos son individuos y activistas espiritualmente avanzados. Estas personas también son muy sensibles, por lo general capaces de ver las auras por sí mismas. Cuanto más oscura sea la sombra, más profunda será la búsqueda espiritual de la persona. Estos individuos reconocen la importancia de la pureza corporal y la comunicación con el inconsciente. Concentrarte en estos colores dentro de tí mismo puede ayudarte a ampliar tus horizontes. Cuando el violeta se mezcla con blanco para crear lavanda, la persona es increíblemente avanzada y ha alcanzado el pináculo de la comprensión.