Inicio » Hechizos de Amor » Ética y consecuencias de los hechizos y amarres

Ética y consecuencias de los hechizos y amarres

¿Cuáles son las consecuencias de utilizar magia blanca para amarrar o hechizar a una persona? La Magia no necesariamente hace que las cosas sucedan. Lo que hace es poner las cosas en movimiento, le da un arranque o un empuje extra, moviendo energías en una determinada dirección. No es una fuerza omnipotente lo hará todo por ti.

Consecuencias de los amarres y hechizos

Ética y consecuencias de los amarres y hechizos

Además, la magia no es la única energía en el mundo. Por ejemplo, el dinero es energía; el poder político es energía; las intenciones fuertemente sostenidas por otras personas son también una forma de energía. Si hago un hechizo para la paz mundial, probablemente no va a funcionar. ¿Por qué? Porque un montón de dinero, poder político, e intenciones de otras personas (por supuesto) están trabajando contra mí.

En general, creo que los trabajos con magia, ya sean amarres de amor o cualquier tipo de hechizos, lo que hacen es ayudar a abrir una ventana de oportunidad. Pero también tienes que realizar las acciones necesarias para aprovechar esa ventana.

¿Qué se puede hacer con Magia?

En términos generales, hay dos clases de magia. Algunos practicantes las llaman Taumaturgia y Teurgia.

Taumaturgia es una palabra elegante para referirse a la magia que se usa para ayudar a lograr metas concretas, por ejemplo mudarse a un nuevo apartamento, o proteger una relación de los peligros.

Teurgia es una palabra también elegante para hablar de la magia que utilizamos para profundizar en nuestra comprensión espiritual y religiosa, que te ayudarán a entender más plenamente quién eres, o para lograr metas terapéuticas. Algunos ejemplos podrían ser: trabajos mágicos para ayudar a superar una adicción al alcohol; o hechizos diseñados para aumentar tu autoconfianza y autoestima; o magia para entrar en comunión más profunda con una Diosa o un Dios a quien te has dedicado.

En la práctica estos dos objetivos no están siempre tan separados. Por ejemplo, superar una adicción puede aumentar tu capacidad para participar de relaciones sanas. O puedes hacer un hechizo para tener mayor autoestima, lo que a su vez te permitirá atraer un trabajo.

Tus creencias sobre cómo funciona la magia pueden influir en el tipo de magia que prefieras hacer. Si crees que la magia sólo funciona en un nivel psicológico, puedes enfocarte en los funcionamientos teúrgicos.

También es importante recordar que a veces, la magia no es el mejor enfoque. Generalmente, el momento de utilizar magia es cuando ya has agotado todas las maneras posibles no-mágicas de lograr tu objetivo. Por ejemplo, si tú y un amigo tuvieron una discusión, hacer un hechizo para crear armonía entre ustedes no es la primera cosa que debes intentar. El mejor enfoque sería sentarse con tu amigo cuando ambos estén tranquilos y tratar de hablar el problema.

Ahora, si esto es una gran pelea constante que parece que no se puede resolver incluso después de sentarse juntos muchas veces, un hechizo para tener mayor claridad puede funcionar. Pero no es necesario ir corriendo a tu altar, libro y velas en cuanto algo sale mal.

En este artículo quiero hablarte de las consecuencias de los hechizos y amarres. Lo más difícil – y más importante – que debes aprender sobre la magia es cuándo NO usarla.

Consecuencias de los amarres y hechizos

Consecuencias de los amarres y hechizos

¿Cuál es la ética de la Magia?

La regla básica es: haz lo que quieras hacer, siempre y cuando no dañes a nadie.

¿Suena simple? No del todo. Hay razones ciertamente egocéntricas para hacer caso a esta regla básica. Las Brujas creemos que nuestras acciones se vuelven a nosotros. Si pones una maldición sobre alguien, es probable que enfrentes algunas consecuencias negativas en el camino. Más allá de los efectos del karma individual, creemos también en la interconexión de todos los seres, en el cual el daño hecho a uno es daño hecho a todos.

Al mismo tiempo, es imposible vivir sin dañar a nadie. Por un lado, todos comemos seres (plantas o animales) que tuvieron que morir para alimentarnos. De igual modo, a veces haciendo magia para ayudarse a uno mismo (por ejemplo, conseguir un trabajo) inadvertidamente dañas a alguien (quien no consigue ese trabajo). No podemos evitar estas contradicciones; tenemos que hacerles frente en ángulo recto y aceptar las consecuencias del hechizo que hicimos, de nuestras acciones.

Esencialmente, la ética mágica no es diferente de la ética cotidiana. ¿Golpearías a alguien solo porque te enojaste? ¿No? Entonces no hagas una maldición para hacerle sentir dolor. ¿Intentarías sobornar a un empleador para conseguir un trabajo? ¿No? Entonces no hagas magia sobre esa persona para que te contrate. ¿Te esfuerzas por verte atractiva frente un empleador usando ropa adecuada para la entrevista y actuando de la manera que piensas que te dará el trabajo? Seguro que sí. Entonces podrías también usar la magia en tu favor para atraer ese trabajo.

Existen algunas áreas grises en esta ética que debes considerar:

Un ejemplo: Alguien abusó sexualmente de tu mejor amiga. La policía no ha tenido suerte encontrando el atacante. ¿Debes hacer un hechizo para llevar a la persona culpable ante la justicia?

MI OPINIÓN: Podrías hacerlo. Pero debes tener mucho cuidado con cómo lo haces. Como he mencionado anteriormente, no es una buena idea maldecir a alguien, no importa de quién se trate. Algunas brujas consideran que una de las opciones es hacer un amarre para evitar que esa persona haga más daños. Muchas personas consideran esto como un área gris. Otra opción es hacer un hechizo general para traer justicia – pero sólo si no te preocupa que las consecuencias de tu amarre vuelvan contra ti

Veamos otro ejemplo de consecuencias de un amarre o hechizo, y sus implicaciones éticas: Tu muy devota tía María, que no sabe de tus prácticas paganas y probablemente no lo aprobaría, está muy enferma. ¿Deberías hacer magia para sanarla?

MI OPINIÓN: No. Está bien que tengas las mejores intenciones – quieres mucho a tu tía Maria y no quieres que sufra. Pero estarías violando su libre albedrío y haciendo algo sobre lo cual podría estar muy alterada si lo supiera. En teoría, podrías resolver este dilema diciéndole a tu tía María que te gustaría su permiso para orar por ella. Sigo pensando que esto sería fundamentalmente deshonesto, a menos que estés planeando orar a los dioses de ella en lugar de hacer un hechizo.

Estas son algunas áreas grises en las que el uso de un hechizo o amarre podría traer consecuencias desagradables. En última instancia, por supuesto, depende de ti tomar tus propias decisiones, y asumir la responsabilidad de tus propias acciones.

¿Cómo hacer magia libre de consecuencias?

Antes de empezar a comprar velas perfumadas y consultar las cartas astrológicas para saber cuándo la luna estará en Marte, asegúrate de entender lo que estás haciendo. Teniendo en cuenta las directrices dadas anteriormente, hazte estas preguntas:

Amarres de amor sin consecuencias

Amarres de amor sin consecuencias

  1. ¿Cuál es mi objetivo?
    • ¿Qué cambios espero ver como resultado de este trabajo mágico?
    • ¿Cómo cambiará esto mi vida?
      (Sé específico/a: piensa en el impacto cotidiano de lo que esperas lograr).
  2. ¿Realmente quiero lo que estoy pidiendo?
    • ¿Entiendo lo que estoy pidiendo?
    • ¿Esta meta resolverá el problema que creo que resolverá?
  3. ¿Es la magia la mejor manera de lograr este objetivo?
    • ¿Hay otros pasos que podría tratar primero para lograr estos cambios?
    • ¿Qué otras acciones necesitaré tomar junto con hacer este hechizo?
  4. ¿Será ético este trabajo mágico?
    • ¿Le hará daño a alguien más?
    • ¿Va a violar el libre albedrío de alguien?

Debes ser capaz de responder a estas preguntas para tu propia satisfacción antes de hacer un trabajo de magia importante.

Después de haber estado practicando magia por un tiempo, es posible que no necesariamente necesites hacer este tipo de preparación extensa para cada hechizo que realices. Por ejemplo, un hechizo de protección diario para alguien que vive en un área urbana peligrosa puede convertirse en una parte de tu rutina diaria. Un conjuro rápido antes de una reunión importante puede que no requiera una profunda búsqueda de conciencia. Pero cuando estás comenzando la práctica mágica, es importante entrar en el hábito de pasar por estas preguntas antes de cada hechizo o amarre.

¿Por qué debería hacer todo ese trabajo antes de hacer hechizos?

Bueno, por un lado, cuando usas la magia, estás usando mucha energía, tu propia energía y la energía de la tierra, y también estás afectando los patrones de energía existentes en tu vida y tal vez en la vida de otras personas. Y cuando usas la magia, nunca puedes estar seguro/a de cuáles serán todas las consecuencias (a corto o largo plazo). Así que es mejor estar seguro de que es por una buena razón y que estás dispuesto/a a aceptar las consecuencias.

Lee también: Consejos de seguridad para hacer magia blanca

Además, a un nivel más psicológico, planificar el trabajo, decidir lo que quieres hacer, por qué quieres hacerlo y cómo quieres hacerlo, es parte del trabajo. El proceso de cambio comienza cuando decides que quieres hacer el cambio. A veces, cuando planeas un trabajo mágico, puedes descubrir tu propia resistencia al cambio que estás tratando de crear. Esto no significa que no debas realizar el hechizo, pero puede plantear algunas preguntas más para que puedas analizar lo que esperas de cada trabajo.

Aquí concluye este artículo sobre ética y consecuencias de los hechizos y la magia blanca. Continúa leyendo esta web para aprender más sobre cómo hacer magia blanca, y síguenos en las redes sociales para recibir novedades.