Inicio » Hechizos de Amor » Hechizo de dominio absoluto casero

Hechizo de dominio absoluto casero

Los hechizos de dominio son trabajos de hechicería diseñados para tener el control sobre otra persona o ejercer poder sobre ellos. Un hechizo de dominio absoluto puede ser justificado y ser tanto moral como éticamente correcto en su propia perspectiva.

Hechizo de dominio absoluto

Hechizo de dominio absoluto

Personalmente, tuve problemas de moral con este tipo de trabajos. Durante mucho tiempo yo evitaba realizarlos porque violaban el libre albedrío de las personas. Después de casi veinte años de trabajo mi mente ha cambiado y ahora comprendo que los hechizos de dominio son una necesidad para los practicantes de hechicería. Seamos realistas, si una persona es demasiado buena o demasiado amable entonces la gente va a usar y abusar de ella. Es por esto que es necesario el trabajo de dominio. A continuación voy a explicar por qué  está generalmente justificado  realizar un hechizo de dominio a un hombre o mujer.

Sobre los hechizos de dominio

Cuando uno se postula para un trabajo y es contratado, uno espera y tiene derecho a tener un ambiente de trabajo donde uno puede sentirse cómodo y donde sentirse aceptado y apreciado por su contribución a la empresa. Desafortunadamente, muchas personas tienen la experiencia opuesta y se ven obligadas a soportar ambientes de trabajo horribles y jefes que sin motivo los tratan con desprecio, y se muestran a favor de sus empleados amigos, quienes no siguen las reglas, no tienen una buena ética de trabajo, etc. En estas situaciones uno puede simplemente soportar la negatividad y aceptar la idea de que uno no tiene futuro en esa empresa, o bien puedes tomar el asunto con tus propias manos y “arreglar” a tu jefe o compañero de trabajo problemático. Aquí es donde un hechizo de dominio puede ser de gran ayuda. Esto también sería un ejemplo de un uso justificado y moralmente correcto de un hechizo de dominación.

Lee también: Hechizos para dominar a un hombre

Otros ejemplos en los que uno puede utilizar este tipo de trabajos de brujería es cuando se quiere dominar a un enemigo, a un esposo infiel o un cónyuge que no te trata bien, hijos rebeldes, e incluso gerentes que tienen que tratar con los empleados rebeldes que no siguen las normas y que desafían la autoridad.

También existen usos injustificados de los hechizos de dominio, que tienden a ser realizados por personas egocéntricas o fanáticos del control que quieren dominar a todo el mundo en su vida. Siempre y cuando se evite este tipo de enfoque, el trabajo de uno puede ser moral, ética, e incluso socialmente aceptable.

Por favor ten en cuenta al realizar un hechizo de dominio casero que se pueden atraer más moscas con miel que con vinagre. En pocas palabras, esto significa que puedes esperar mejores resultados si “los matas con amabilidad” en lugar de elegir dominarlos con un puño de hierro. Curiosamente, algunas personas también combinan este tipo de hechizos con trabajos de endulzamiento para tener completo dominio sobre un hombre o mujer. A continuación veremos una receta casera que puedes probar si quieres hacer un hechizo de dominio absoluto fácilmente.

Hechizo de dominio absoluto

Este hechizo sirve para hacer que un hombre venga a ti, te siga y obedezca. También se puede hacer sobre una mujer.

Necesitarás los siguientes elementos para este hechizo:

  • Aceite esencial de sándalo o canela
  • Algo del ser amado (puede ser algún fluido corporal, uñas o cabello)
  • Algo tuyo (lo mismo)
  • Una cuchara de plata
  • Pañuelo de papel

Ve al patio trasero de tu casa. Mira en la dirección en la que se encuentra tu ser amado. Siéntate y medita. Luego visualiza a la persona en cuestión volviéndose obediente, dejando sus caminos errantes, sometiéndose a tu dominio.

1) Cava un hoyo en el suelo de unos tres centímetros de profundidad.
2) Envuelve los objetos personales (tuyos y de la otra persona) en el papel y sigue visualizando tu dominio. Repite para ti mismo su nombre seguido de “me obedeces“, “me obedeces“, “haces lo que digo.”
3) Pon el papel con los objetos en el hoyo que has hecho. Cubre el agujero y párate sobre él, de espaldas a la dirección en la que tu ser amado se encuentra. Imagina a la persona detrás de ti. Di de nuevo las órdenes anteriores.
4) Asegúrate de dejar tus huellas en el lugar y luego verter el aceite sobre las pisadas. Verte gotas sólo en cantidades impares. Tres gotas, siete, o nueve, pero no cinco.
5) Di su nombre varias veces, y luego di en voz alta con voz de mando, “¿Me entiendes?” “Tú vienes a mí, ahora!” “Ven aquí, haz lo que te digo!” “Quítate de delante de mí, tu vas detrás de mí!” (ponte exigente con él, di lo que le apetezca con una voz autoritaria. Haz que te obedezca. Recuerda que ahora tú tienes el control. Visualízate como su dueña. Él es ahora tu objeto.)

Finalmente aléjate de allí diciendo: “Yo te domino, yo te domino.”

Lee también: Hechizos de magia negra para dominar

Aquí concluye esta receta para un hechizo de dominio absoluto casero. Sigue navegando esta web para descubrir más hechizos gratis y efectivos que puedes probar fácilmente.