Inicio » Hechizos de Magia negra » Hechizos malignos: Recetas para hacer el mal

Hechizos malignos: Recetas para hacer el mal

Los hechizos malignos son un subconjunto de los hechizos de magia negra, que se han utilizado a lo largo de la historia para causar distintos tipos de daño a enemigos y antagonistas. Verás, los hechizos en los que no tienes ningún antagonista (por ejemplo, los hechizos para atraer el dinero) son similares a la plantar un jardín y cosechar los frutos. Nadie se opone a ti, y si pones suficiente esfuerzo y tienes una racha de buena suerte (sincronicidad benefactora) verás un gran progreso y disfrutarás de una gran cosecha.

Hechizos malignos

Hechizos malignos

En cambio, los hechizos malignos, aquellos que se dirigen a un oponente y así implican una lucha, pueden terminar en una victoria, una derrota o un empate. Se dice que para llevar a cabo una brujería para matar a alguien, debes estar dispuesto a morir, y para realizar un hechizo para hacer el mal a otro, debes estar dispuesto a ser perjudicado. Esa es toda la energía necesaria, pero incluso con esa energía no siempre se puede ganar. Después de todo esta es la razón por la que pocas personas se dedican a hacer estos hechizos. Es realmente más fácil y menos arriesgado hacer un hechizo para alejar a una persona, que un hechizo maligno para dañar, o cualquier tipo de hechizos para hacer el mal.

Habiendo dicho esto, he aquí algunos hechizos malignos que han sido archivados ya hace tiempo, y publicamos con fines informativos, al igual que todos nuestros hechizos y amarres gratis.


Hechizos malignos

Desterrar a una persona problemática

Usa una vela negra, con un dibujo o fotografía (si es posible conseguirla) de la persona en cuestión, colocada por debajo de la vela. También coloca bajo la vela un trozo de pergamino con el nombre de la persona en él.

Talla los nombres divinos “Eel Kanno Taf” en la vela negra.

Unta la vela con aceite. Enciéndela nueve noches seguidas, cada noche leyendo el Salmo 94. Apaga la vela después de rezar el salmo (no soples la vela). En la última noche deja que la vela se consuma completamente.

Mientras que la vela arde cada noche, medita y concéntrate en el objetivo que tienes en mente. Visualiza firmemente a la persona alejándose de ti. Visualiza firmemente sus malas acciones volviéndose sobre sí mismo. Haz durante 5 minutos cada noche antes de rezar el salmo.

(Nota: una vela púrpura también podría funcionar para esto, pero usa el color negro si esta persona ha estado acosándote realmente de una manera seria). Más información aquí: Hechizos con velas: Introducción y guía de colores
Veamos más hechizos para hacer el mal.

Salmo 94

1 ¡Dios vengador de las injusticias,
Señor, Dios justiciero, manifiéstate!

2 ¡Levántate, Juez de la tierra,
dales su merecido a los soberbios!

Hechizos malignos

Hechizos malignos

3 ¿Hasta cuándo triunfarán, Señor,
hasta cuándo triunfarán los malvados?

4 ¿Hasta cuándo hablarán con arrogancia
y se jactarán los malhechores?

5 Ellos pisotean a tu pueblo, Señor,
y oprimen a tu herencia;
6 matan a la viuda y al extranjero,
asesinan a los huérfanos;
7 y exclaman: “El Señor no lo ve,
no se da cuenta el Dios de Jacob”.

Afirmación de la justicia de Dios

8 ¡Entiendan, los más necios del pueblo!
y ustedes, insensatos, ¿cuándo recapacitarán?

9 El que hizo el oído, ¿no va a escuchar?
El que formó los ojos, ¿será incapaz de ver?
10 ¿Dejará de castigar el que educa a las naciones
y da a los hombres el conocimiento?

11 ¡El Señor conoce los planes de los hombres
y sabe muy bien que son vanos!

12 Feliz el que es educado por ti, Señor,
aquel a quien instruyes con tu ley,
13 para darle un descanso
después de la adversidad,
mientras se cava una fosa para el malvado.

14 Porque el Señor no abandona a su pueblo
ni deja desamparada a su herencia:
15 la justicia volverá a los tribunales
y los rectos de corazón la seguirán.

Confianza en el triunfo de la justicia

16 ¿Quién se pondrá a mi favor contra los impíos?
¿Quién estará a mi lado contra los malhechores?

17 Si el Señor no me hubiera ayudado,
ya estaría habitando en la región del silencio.

18 Cuando pienso que voy a resbalar,
tu misericordia, Señor, me sostiene;
19 cuando estoy cargado de preocupaciones,
tus consuelos me llenan de alegría.

20 ¿Podrá aliarse contigo un tribunal inicuo,
que comete injusticias en nombre de la ley?
21 Ellos atentan contra la vida de los justos
y condenan a muerte al inocente.

22 Pero el Señor es mi fortaleza,
mi Dios es la Roca en que me refugio:
23 él les devolverá su misma iniquidad
y los destruirá por su malicia.
¡El Señor, nuestro Dios, los destruirá!

Sigamos viendo más hechizos malignos.

Tres noches de infierno

Hechizos malignos

Hechizos malignos

Este es uno de los hechizos malignos más fuertes. Se utilizaba para infligir dolor y úlceras graves en el enemigo durante un periodo de 3 días extraños, después de lo cual el conjuro se levanta, y la persona se recupera.

Enciende una vela negra y coloca una imagen de tu enemigo frente a ti. Inclina la vela para que las gotas de cera goteen sobre la víctima en la imagen. Visualiza la cera formando llagas en el cuerpo de tu enemigo. Al hacerlo, recita el siguiente conjuro maligno 3 veces:

“Con el comienzo de este ritual,
Llega a (Nombre) un castigo infernal.
Una vela negra como la noche,
Se quema en insoportables dolores.

Las lesiones en su piel crecerán,
Un golpe doloroso lo quebrantará.
Las llagas y dolor lo afligen ahora,
Tres noches se retuerce y llora.

Duques de la oscuridad, reyes del averno,
Hieran a mi enemigo, llévenlo al infierno.
Cuando hayan pasado tres noches de dolor,
Dejen que supere su condición.”

Después de meditar y pensar en las llagas que esta voluntad infligirá sobre tu enemigo y el dolor que va a sufrir, puedes apagar la vela. Cuando hayan pasado 3 noches, rompe la foto y pronuncia el siguiente conjuro:

“Si estas tres noches de dolor soportó,
Ahora lo libero de esta maldición.
La oscuridad se va y no regresa,
La maldición se levanta, que así sea!”

Aquí concluye este artículo sobre hechizos malignos. Ten cuidado con esta información, úsala solo bajo tu propio riesgo. Recuerda que la magia negra siempre trae consecuencias. Sigue aprendiendo sobre magia negra y sobre el correcto uso de la magia blanca y hechicería en esta web.

Pin It on Pinterest