Inicio » Magia blanca » Hechizos para ganar juicios y casos de corte

Hechizos para ganar juicios y casos de corte

Antes de pasar a los hechizos para ganar juicios y otras oraciones que te servirán, veamos algunos consejos para aquellos que han sido arrestados o se enfrentan a casos judiciales, especialmente aquellos a los que se les ha asignado un abogado nombrado por el tribunal. Esto no cuenta como consejo legal o profesional, sólo sentido común y soporte espiritual.

Hechizos para ganar juicios y casos de corte

Hechizos para ganar juicios y casos de corte

Consejos para ganar juicios y casos de corte

1. No te declares culpable en una audiencia preliminar. Si es necesario, siempre puedes declararte culpable más adelante. Pero una vez que te declares culpable será demasiado tarde para volver atrás. Si después debes declararte culpable, dile al abogado que sólo deseas confesar un delito menor, o lo que se llama una ofensa menor. Recuerda que tu abogado quiere hacer el bien, pero probablemente está muy ocupado. Dile que orarás por él y orarás para que él pueda ayudarte.

2. Asegúrate de que el abogado entienda que hay muchas personas que se preocupan por ti. Si hay alguien que pueda mencionar tu buen carácter, como un pastor, entrenador, maestro, vecino, empleador o un líder del grupo de jóvenes, pídeles que escriban una carta diciéndole al abogado que atestiguarán de tu buen carácter. Lleva estas cartas al abogado. Antes de dárselas, recita el salmo 35 sobre ellas (encuentra el salmo más abajo).

3. Si el abogado se niega a reunirse contigo o no puede verte, es posible que tengas que escribir una carta de queja al defensor público. Si esto no funciona, es posible que necesites decirle al Juez que no estás “recibiendo una representación adecuada o un consejo efectivo”. Utiliza estas palabras – pero sólo si todo lo demás ha fallado, porque esto es arriesgado.

4. Por último, si el caso va a juicio, aquí hay siete consejos más que han ayudado a gente en el pasado:

  • Primero, DEBES orar para que cualquier persona que haya sido herida de alguna manera por este caso te pueda perdonar. Ora especialmente a El Santo Niño de Atocha.
  • Segundo, recita el Salmo 35 en voz alta por lo menos una vez al día, para tu propio bien (lo verás al final de este artículo). Si crees que alguien está trabajando contra ti, también puedes recitar el Salmo 37. (También en esta página.)
  • En tercer lugar, si te dan papeles que firmar, o si en algún momento tienes las cartas que tú o tus representantes enviarán en tu nombre, rocíalas ligeramente con pimienta negra, y luego pasa tus uñas a través del polvo en líneas onduladas y serpenteantes. Luego sacude los papeles para que no quede rastro.
  • Cuarto, enciende velas marrones mientras oras.
  • En quinto lugar, antes de ir a la corte, prepara algunas hierbas para llevar y un poco de raíz de Galanga para masticar mientras estás en el tribunal para que el juez te favorezca.
  • Sexto, antes o durante el día de la comparecencia ante la corte, consigue una lengua de vaca y córtala. En un trozo de papel y escribe el nombre de cualquier persona que atestiguará contra ti. Escríbelo nueve veces. Pon el papel dentro de la lengua con pimiento rojo y pincha la lengua con nueve alfileres o agujas, para luego cerrarla y atarla con hilo.
  • Séptimo, empieza nueve días antes de la fecha de tu corte para recitar el séptimo Salmo sobre una cacerola de agua y lávate la cara con ese agua el día de tu aparición en la corte. Si es demasiado tarde para esto, entonces el día que vayas a la corte, toma un baño temprano en la mañana con sal de Epsom, o usa ropa (los calcetines por lo menos) que se haya enjuagado en esta agua.

Oraciones para ganar un juicio

Oraciones para ganar juicios

Oraciones para ganar juicios

Hay varios salmos y oraciones para ganar un caso legal que puedes usar en tu favor. Los más comunes son el Salmo 35, que a menudo se recita al encender luces o bañarse. El Salmo 37, puedes recitarlo si te enfrentas a acusadores que necesitas superar. Y el Salmo 7, que se usa en un rito de nueve días para a modo de preparación para tu caso judicial.

Cómo usar el Salmo 7 para preparar agua bendita para un caso legal

Esto es para usar en un caso judicial en el que has sido acusado de un crimen o eres el acusado en un caso civil. Comienza nueve días antes de ir a la corte.

Lea la primera parte del Salmo 7 sobre una cacerola de agua después del atardecer, cada noche.

Salmo 7

1: Jehová Dios mío, en ti he confiado; Sálvame de todos los que me persiguen, y líbrame,
2: No sea que desgarren mi alma cual león, Y me destrocen sin que haya quien me libre.
3: Jehová Dios mío, si yo he hecho esto, Si hay en mis manos iniquidad;
4: Si he dado mal pago al que estaba en paz conmigo (Antes he libertado al que sin causa era mi enemigo), 
5: Persiga el enemigo mi alma, y alcáncela; Huelle en tierra mi vida, Y mi honra ponga en el polvo. Selah.

Ve a la cama y deja que la cacerola de agua repose durante la noche. Por la mañana, levántate, pon tu mano sobre el agua, y lee la segunda parte del Salmo 7 sobre ella.

6: Levántate, oh Jehová, en tu ira; Alzate en contra de la furia de mis angustiadores, Y despierta en favor mío el juicio que mandaste.
7: Te rodeará congregación de pueblos, Y sobre ella vuélvete a sentar en alto.
8: Jehová juzgará a los pueblos; Júzgame, oh Jehová, conforme a mi justicia, Y conforme a mi integridad.
9: Fenezca ahora la maldad de los inicuos, mas establece tú al justo; Porque el Dios justo prueba la mente y el corazón.
10: Mi escudo está en Dios, Que salva a los rectos de corazón.
11: Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días.
12: Si no se arrepiente, él afilará su espada; Armado tiene ya su arco, y lo ha preparado.
13: Asimismo ha preparado armas de muerte, Y ha labrado saetas ardientes.
14: He aquí, el impío concibió maldad, Se preñó de iniquidad, Y dio a luz engaño.
15: Pozo ha cavado, y lo ha ahondado; Y en el hoyo que hizo caerá.
16: Su iniquidad volverá sobre su cabeza, Y su agravio caerá sobre su propia coronilla.
17: Alabaré a Jehová conforme a su justicia, Y cantaré al nombre de Jehová el Altísimo.

Lee el Salmo en dos partes sobre la misma olla de agua durante las nueve noches y nueve mañanas antes de la fecha en que irás a la corte. El día de tu aparición en la corte, después de haber recitado la segunda parte del Salmo por novena vez, lava tu rostro en esta agua santificada. No seques la cara con un trapo, simplemente sacude la cabeza y deja que el aire te seque. Esto te preparará para mirar al juez y al jurado y ellos te verán con favor.

Cómo usar el Salmo 35 para ganar un juicio

Hechizos para ganar juicios legales

Hechizos para ganar juicios legales

Este Salmo es generalmente recitado junto con velas marrones.

1: Defiéndeme, Señor, de los que me atacan; combate a los que me combaten.
2: Toma tu adarga, tu escudo, y acude en mi ayuda.
3: Empuña la lanza y el hacha, y haz frente a[a] los que me persiguen. Quiero oírte decir: «Yo soy tu salvación».
4: Queden confundidos y avergonzados los que procuran matarme; retrocedan humillados los que traman mi ruina.
5: Sean como la paja en el viento, acosados por el ángel del Señor;
6: sea su senda oscura y resbalosa, perseguidos por el ángel del Señor.
7: Ya que sin motivo me tendieron una trampa, y sin motivo cavaron una fosa para mí,
8: que la ruina los tome por sorpresa; que caigan en su propia trampa, en la fosa que ellos mismos cavaron.
9: Así mi alma se alegrará en el Señor y se deleitará en su salvación;
10: así todo mi ser exclamará: «¿Quién como tú, Señor? Tú libras de los poderosos a los pobres; a los pobres y necesitados libras de aquellos que los explotan».
11: Se presentan testigos despiadados y me preguntan cosas que yo ignoro.
12: Me devuelven mal por bien, y eso me hiere en el alma;
13: pues cuando ellos enfermaban yo me vestía de luto, me afligía y ayunaba. ¡Ay, si pudiera retractarme de mis oraciones!
14: Me vestía yo de luto, como por un amigo o un hermano. Afligido, inclinaba la cabeza, como si llorara por mi madre.
15: Pero yo tropecé, y ellos se alegraron, y a una se juntaron contra mí. Gente extraña,[b] que yo no conocía, me calumniaba sin cesar.
16: Me atormentaban, se burlaban de mí, y contra mí rechinaban los dientes.
17: ¿Hasta cuándo, Señor, vas a tolerar esto? Libra mi vida, mi única vida, de los ataques de esos leones.
18: Yo te daré gracias en la gran asamblea; ante una multitud te alabaré.
19: No dejes que de mí se burlen mis enemigos traicioneros; no dejes que se guiñen el ojo los que me odian sin motivo.
20: Porque no vienen en son de paz, sino que urden mentiras contra la gente apacible del país.
21: De mí se ríen a carcajadas, y exclaman: «¡Miren en lo que vino a parar!»
22: Señor, tú has visto todo esto; no te quedes callado. ¡Señor, no te alejes de mí!
23: ¡Despierta, Dios mío, levántate! ¡Hazme justicia, Señor, defiéndeme!
24: Júzgame según tu justicia, Señor mi Dios; no dejes que se burlen de mí.
25: No permitas que piensen: «¡Así queríamos verlo!» No permitas que digan: «Nos lo hemos tragado vivo».
26: Queden avergonzados y confundidos todos los que se alegran de mi desgracia; sean cubiertos de oprobio y vergüenza todos los que se creen más que yo.
27: Pero lancen voces de alegría y regocijo los que apoyan mi causa, y digan siempre: «Exaltado sea el Señor, quien se deleita en el bienestar de su siervo».
28: Con mi lengua proclamaré tu justicia, y todo el día te alabaré.

Hechizos para ganar el caso en la Corte

Hechizo de Justicia

Hechizos de justicia

Hechizos de justicia

El color naranja representa los negocios y la justicia. Haz esto: Siéntate en un lugar tranquilo. Concéntrate en la tierra debajo de ti. Enciende una vela naranja. Concéntrate en los hechos del caso (el problema) e intenta ver la situación desde fuera.

Toma una respiración profunda y visualiza en tu mente los diferentes escenarios que pueden suceder mientras que te enfrentas al juez o jurado. Mantén el escenario realista y mantente en calma.

Una vez que estés satisfecho de que has visualizado todas las opciones, concéntrate de nuevo en la vela. Pide a los santos que abran los ojos de las personas involucradas para que vean a través de las emociones y enfrentes los hechos y la realidad. Visualiza nuevos posibles escenarios si es que aparecen. A continuación, apaga la vela. La clave aquí es ver la situación desde todos los ángulos. Si solo ves tu propio punto de vista, serás más vulnerable ante la sorpresa.

Lee también: Hechizos con velas

Otro hechizo para ganar un juicio

Realiza este hechizo a medianoche antes de cualquier aparición en la corte.

Coloca los papeles asociados con tu caso legal en tu altar. Coloca una vela a la derecha de ellos. A la medianoche enciende la vela. A medida que la vela arde, obsérvala de cerca. Cuando está ardiendo con gran brillo, de manera clara y constante, mira fijamente dentro de la llama.

Posa tu mano sobre los papeles y visualiza el resultado que deseas. Luego di:

“¡Erupción de Mithra, Escúchame!
Mi causa es correcta y verdadera
Influye en los Poderes que Juzgan
Te pido este favor de ti.”

Camina 3 círculos a la derecha, siéntate otra vez, coloca tu mano en los papeles y mira la llama.
La llama se moverá. Cuando la llama vuelva a estabilizarse, di:

“Erupción de Mithra, te agradezco tu ayuda contra… (nombre de los oponentes).”

Apaga la vela y enciende las luces, vierte la cera que se ha derretido en un trozo de papel y dobla el papel por la mitad. Cuando se haya enfriado, colócalo debajo de la almohada durante la noche. Por la mañana escribe Erupción de Mitra en él y manténlo contigo durante el día. Una vez resuelto el caso, destrúyelo.