Inicio » Magia blanca » 6 Maneras de Protegerse de Espíritus Malignos

6 Maneras de Protegerse de Espíritus Malignos

En este artículo hablaremos de espíritus y fantasmas. Estudios recientes han demostrado que aproximadamente el 45 por ciento de las personas creen en fantasmas, y el 18 por ciento afirman realmente haber visto un fantasma. Ese número puede parecer alto ya que los fantasmas son algo que nunca ha sido científicamente probado o estudiado de una manera real, pero el hecho es que demasiadas personas hemos vivido estas “coincidencias” que simplemente no pueden explicarse de otra manera. Y por eso creemos.

Cómo protegerse de espíritus malignos

Cómo protegerse de espíritus malignos

Para la mayoría de nosotros, los encuentros con espíritus son casuales. Una puerta se cerró de golpe. Una brisa de aire frío inexplicable. Algo que cae de un estante en la otra habitación. Pocos de estos encuentros son realmente graves o se sienten como en las películas de terror que todos hemos visto.

Veamos primero algunos síntomas comunes de estar bajo la influencia de un espíritu maligno.

1. Una sensación de ser observado
2. Una sensación de que alguien te toca cuando nadie está presente
3. Escuchar voces sin cuerpo
4. Cambios repentinos en la personalidad y el comportamiento sin ninguna razón
5. Pérdida de confianza en sí mismo
6. Miedo, ira o dolor irracional
7. Depresión súbita sin razón aparente
8. Dificultades repentinas e irracionales en las relaciones
9. Sentir que has sido cortado o arañado, cuando no hay nadie
10. Sensación de frío helado en tu cuerpo.
11. Sentirse agotado o una pérdida repentina de energía
12. Fatiga sin razón
13. Pérdida de la memoria o de la noción del tiempo
14. Incapacidad de pensar con claridad o tomar decisiones lógicas
15. Pesadillas frecuentes o recurrentes
16. Imaginar monstruos, animales o sombras aterradoras
17. Visiones o alucinaciones que son inquietantes
18. Extraños accidentes recurrentes que pueden parecer mala suerte
20. Enfermedades repentinas que escapan al diagnóstico y no pueden explicarse
21. Un pensamiento obsesivo negativo, deseo o fetiche que no desaparece
22. Una molestia o miedo en una habitación o área específica en el hogar

Si has sentido uno o varios de estos síntomas recientemente, es posible que necesites limpiar tu cuerpo, tu hogar o tus espacios personales de energías negativas. Si estás convencido de que puede haber un espíritu maligno cerca de ti, sigue leyendo y descubre cómo podemos estar protegidos de estos espíritus que podrían pretender hacernos daño.

Cómo Protegerse de Espíritus Malignos

1. Usar piedras preciosas

Una variedad de piedras preciosas (o gemas) puede ofrecer a una persona la necesaria protección contra espíritus malignos. Entre ellos están la turmalina negra, ágata, heliotropo, esmeralda, labradorita, ónix negro, peridoto y esmeralda. De éstas, la turmalina negra es la más eficaz. Hay tiendas que realmente se especializan en estos cristales de curación, y ciertas combinaciones o mezclas personales te pueden proteger.

La verdad es que si crees en su efecto, ya has ganado la mitad de la batalla. Llévala contigo, úsala, duerme con ella al lado de tu cama.

2. Limpiar el ambiente

Una de las maneras de limpiar un espacio es ir a una iglesia local y obtener agua bendita. Salpica todo alrededor de la casa en varias esquinas y pide al fantasma que se vaya. Esto funciona si tienes o no creencias cristianas, pero si a ti no te resulta cómodo, otra cosa que puedes hacer es quemar salvia. Puedes comprar la planta y secarla, conseguir salvia seca en tiendas curativas, o incluso quemar incienso de salvia. Abre todas las ventanas, enciéndela, y pasea por la casa pidiendo a los fantasmas que se vayan.

Lee más aquí: Limpieza de Malas Energías de la Casa y el Cuerpo

3. Usa hierbas especiales

Cómo protegerse de espíritus malignos

Cómo protegerse de espíritus malignos

Varias hierbas y plantas sagradas se recomiendan para ayudar a limpiar el hogar de espíritus malignos. Aquí puedes encontrar una lista completa: Plantas mágicas y sagradas. Algunas que son fáciles de obtener son el anís, el amaranto, la albahaca, el cacao, la cayena, la manzanilla, el clavo, el comino, el eneldo y el hinojo. Cada hierba tiene un uso específico y aborda diferentes tipos de problemas. Utilízalas sabiamente.

4.Orar

Si no eres creyente, este puede ser un paso fácil de seguir. Pero seamos realistas, si crees que hay un fantasma o espíritu maligno en tu hogar, ya has pasado el estado de no creer. Y la oración, aun cuando no creas en Dios, todavía puede ser muy poderosa.

Si está buscando una oración no denominacional, prueba el círculo de luz:

“La luz de Dios me rodea.
El amor de Dios me envuelve.
El poder de Dios me protege.
La presencia de Dios vela por mí.
Dondequiera que estoy, allí está Dios.
Y todo está bien.”

Usa también esta oración de protección contra brujería.

5. Limpia tu aura

Los fantasmas y los malos espíritus tienden a mantenerse alejados de las personas con auras limpias. Entonces, ¿cómo mantener tu aura limpia? Algunas formas son:

Limpia tu aura con salvia blanca, copal o incienso tibetano todos los días. (Se recomienda hacer esto al final del día para eliminar cualquier negatividad o estrés que se haya recolectado durante el día).

Asegúrate de obtener 15 minutos de sol al día.

Si sientes que tu energía está “apagada” debido a ataques, puedes hacer que un especialista limpie tu aura y alinee tus Chakras.

Haz afirmaciones positivas sobre tu persona.

Mantén una actitud cariñosa y de amor hacia los demás.

Date tiempo para la oración y la meditación a diario.

Practica ejercicios de respiración profunda cuando veas que te pones temeroso o ansioso. El miedo puede ser una respuesta normal y útil a algo que es perjudicial para nosotros o ante situaciones de riesgo, pero en algunos casos, cuando se trata de fantasmas u otras entidades, el miedo puede ser tu enemigo. Los espíritus malignos prosperan en tu miedo, se alimentan de él, y por lo tanto, cuanto más les temes, más fuertes se vuelven. Lo mejor que puedes hacer, pero no siempre es lo más fácil, es tratar de mantener la calma, mantener tu “cara de póquer”, evaluar la situación y si sientes que quieres salir corriendo, sólo vete caminando con calma y despacio. Nunca les des lo que necesitan y quieren.

6. Intenta dejar de creer

Esto puede parecer simple y un poco ridículo, pero si crees firmemente en la posibilidad de que los espíritus malignos te posean, eres mucho más vulnerable. Los no creyentes tienen mayor facilidad para repeler cualquier influencia extraña y por lo tanto son menos vulnerables a la posesión. Por supuesto, esto es más fácil decirlo que hacerlo, especialmente ya has tenido un encuentro con lo desconocido.