Inicio » Rituales » Cómo hacer un Exorcismo

Cómo hacer un Exorcismo

Cómo hacer un Exorcismo. Los exorcismos se han realizado durante siglos, y no se limitan únicamente al Cristianismo. Los chamanes de muchas culturas antiguas ayudaban a las personas (o intentaban ayudar) a deshacerse de (o limpiar) los malos espíritus de vibraciones o reinos inferiores.

Como hacer un exorcismo

Como hacer un exorcismo

Los motivos por los que una persona puede estar bajo influencia de estas vibraciones o malos espíritus pueden ser varios. Por ejemplo:

  • Al simplemente decir: “Entra, espíritu del mal“.
  • Al “vender” uno su alma al Diablo.
  • Al cometer “pecados” e inadvertidamente invitar a un espíritu malo entrar en sí.
  • Jugar con un tablero de Ouija.
  • Usar drogas (o abusar de medicamentos recetados), o beber demasiado alcohol. [Esto es una especie de invitación en el sentido de que las drogas debilitan el aura protectora alrededor del cuerpo y así los demonios (o espíritus malignos) pueden entrar. Esto explica por qué la gente hace cosas realmente malas o desagradables cuando se exceden con alcohol. Tenga en cuenta que la cantidad necesaria es diferente para cada persona.]

Entonces, ¿Cómo se hace un Exorcismo?

Simplemente debes decirle al espíritu con firmeza que se vaya (y nunca más regrese)!

Advertencia # 1: No funcionará si tienes miedo! No debes temer a los malos espíritus / demonios. Se alimentan de nuestro miedo (y otras emociones negativas). No debes estar triste o deprimido. No debes estar lleno de ira. Debes estar lleno de amor y de luz. ¡No soportan el amor y la luz!

Advertencia # 2: Si alguien ha invitado a un espíritu maligno en su cuerpo (o en su hogar) consciente o inconscientemente, entonces generalmente solo esa persona puede echar o expulsar al espíritu maligno. Sin embargo, es posible hacer un exorcismo en otra persona, teniendo las siguientes precauciones:

(1) Tú, el “exorcista”, debes prepararte espiritualmente y mentalmente para la prueba. Intentar tal cosa sin una preparación adecuada sería ponerse en peligro. NO TEMAS; El miedo da el poder a los malos espíritus. Si temes, no tendrás éxito. Si te has preparado mentalmente y espiritualmente, no temerás.

(2) El espíritu volverá si la víctima no toma acción para evitar que vuelva. Por ejemplo, si la víctima invita al espíritu de nuevo, bueno, ¡no hay nada que puedas hacer por la víctima!

Lee también: Limpieza de malas energías de la casa y el cuerpo

Preparación

¿Cómo me preparo para hacer un exorcismo?

En primer lugar, vamos a ver la preparación MENTAL. Lee Mateo 17: 14-20:

14 Cuando llegaron a la multitud, un hombre se acercó a Jesús y se arrodilló delante de él.
15 —Señor, ten compasión de mi hijo. Le dan ataques y sufre terriblemente. Muchas veces cae en el fuego o en el agua. 16 Se lo traje a tus discípulos, pero no pudieron sanarlo.
17 —¡Ah, generación incrédula y perversa! —respondió Jesús—. ¿Hasta cuándo tendré que estar con ustedes? ¿Hasta cuándo tendré que soportarlos? Tráiganme acá al muchacho.
18 Jesús reprendió al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquel momento.
19 Después los discípulos se acercaron a Jesús y, en privado, le preguntaron:
—¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo?
20 —Porque ustedes tienen tan poca fe —les respondió—. Les aseguro que si tienen fe tan pequeña como un grano de mostaza, podrán decirle a esta montaña: “Trasládate de aquí para allá”, y se trasladará. Para ustedes nada será imposible.

¡Debes CREER que puedes hacerlo!

Ahora, vamos a ver la preparación ESPIRITUAL.

Mateo 17:21 dice:

21 Pero este género no sale sino con oración y ayuno

Siempre comienza con la oración; Sin embargo, si se trata de un caso particularmente difícil (como uno que ha durado mucho tiempo), también incluye el ayuno.

Oraciones para hacer un Exorcismo

Como hacer un exorcismo

Como hacer un exorcismo

Hay dos tipos de “exorcismos”:

1) El primer tipo se llama un “exorcismo solemne“:

Un exorcismo solemne sólo puede ser realizado por un sacerdote nombrado por el obispo local y solamente con el permiso específico del obispo. El derecho canónico establece este requisito.

2) El segundo tipo se llama un “exorcismo simple“:

Hay algunos exorcismos simples que sólo pueden ser hechos por un sacerdote o diácono, por ejemplo, en la bendición de los sacramentales.

Otras formas de exorcismos simples pueden ser realizadas por el resto de las personas, es decir un exorcismo casero. Por ejemplo, la famosa Oración de San Miguel que solía decirse después de misa es un exorcismo simple.

Cada vez que decimos: “Padre, expulsa a este demonio de mi presencia” y otras oraciones similares estamos haciendo un exorcismo simple.

Algunas personas han sido llamadas a ayudar a quienes pueden estar teniendo problemas espirituales y hostigamientos demonológicos pero no están tan severamente demonizados como para necesitar un exorcismo solemne de la Iglesia.

En estos casos menores de demonización, se puede recurrir a estas personas, a veces llamadas “Consejeros de liberación”, que pueden ser laicos o clérigos y esencialmente ayudan a la persona demonizada a deshacerse de cualquier “gancho” en sus vidas de donde los demonios puedan estar colgándose. Enseñan a la persona a orar oraciones de combate espiritual y a permanecer cerca de Dios y de su Iglesia, ofreciendo su oración para ellos.

Bajo la ley actual de la Iglesia, un Consejero de liberación no puede hablar directamente a los demonios, ni darles órdenes directas. Por lo tanto, en lugar de decir algo así como: “Te reprendo, demonio de la desgracia” se debe decir, más bien algo como: “Padre del Cielo, por favor reprende a este demonio de la desgracia“. Debemos evitar el sujeto “Yo”.

Cuando se va a ayudar a una persona demonizada y a rezar por esta persona, es común y eficaz ayunar. Esta es una práctica espiritual que siempre es prudente al hacer un exorcismo o tratar con las fuerzas del mal.

Cómo hacer un exorcismo: Rituales Caseros

Exorcismo de sal

El exorcismo de sal dice: Criatura de Dios, sal, expulsa este demonio de aquí por la vida de Dios, por la verdad de Dios, por el Espíritu Santo, por Dios quien te ordena salir hacia el agua de la primavera, por Eliseo para curarlo de su esterilidad.

Que seas sal pura, un medio de Vida para aquellos que creen, una medicina para el cuerpo y alma para todo aquel que haga uso de ti. Que todos los caprichos y males del demonio, su malicia y astucia, sean conducidos lejos del lugar donde se te rocía. Y deja que todo espíritu impuro sea rechazado por Él que ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos, y al mundo con el fuego. Amén.

Dios eterno Todopoderoso, humildemente invocamos Tu merced y gentil bendición para esta criatura, la sal, que has dado para el uso de la humanidad. Que todos los que la utilicen encuentren en ella un remedio para el cuerpo y la mente. Y que todo lo que toque sea liberado de la impureza y de cualquier influencia del espíritu maligno; Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Exorcismo del agua

Criatura de Dios, agua, echa fuera el demonio de ti en el nombre de Dios Padre omnipotente, en el nombre de Jesúcristo, su Hijo, nuestro Señor, y en el poder del Espíritu Santo. Que seas un agua purificada, con el don de conducir lejos todo poder del enemigo, erradicar y expulsar al enemigo mismo, junto con sus ángeles caídos. Te lo pedimos por el poder de nuestro Señor Jesucristo, que ha de venir a juzgar a los vivos y los muertos y al mundo con el fuego. Amén.

Como hacer un exorcismo

Como hacer un exorcismo

Oh Dios, que por el bien del hombre creaste los más maravillosos misterios en la sustancia del agua, escuchad nuestra oración, y derrama Tu bendición sobre este elemento que se está preparando con diversos ritos de purificación. Que esta criatura tuya, cuando usada sobre tus misterios y dotada con tu Gracia, sirva para echar fuera los demonios, y para desterrar la enfermedad. Que todo lo que rocía esta agua en los hogares y en las reuniones de los fieles sea liberado de todo lo que es impuro e hiriente; que no deje que un aliento de contagio exista, ninguna mancha de corrupción; que todas las asechanzas del enemigo queden en la nada. Que por la aspersión de esta agua todo lo opuesto a la seguridad y la paz de los ocupantes de estas viviendas sea expulsado, por lo que al invocar Tu Santo Nombre se conozca nuestro deseo de bienestar, y seamos protegidos de todos los peligros; Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Ahora el cura vierte la sal en el agua en forma de cruz, diciendo: Que esta sal y el agua se mezclen entre sí; en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

El Señor esté con ustedes.

Dios, fuente de irresistible poder y rey de un invencible reino, siempre glorioso conquistador; que detienes la fuerza del adversario, silencias el alboroto de su rabia, y valientemente sometes su maldad; en el temor y la humildad os rogamos, Señor, considera favorablemente esta criatura de sal y de agua, para dejar que la luz de Tu bondad brille sobre ella, y que santifique con el rocío de tu misericordia; para que siempre que se rocíe y Tu Santo Nombre sea invocado, cada asalto del espíritu impuro sea detenido, y todo el miedo causado por el veneno de la serpiente sea echado fuera. A nosotros, que oramos en Tu merced, que el Espíritu Santo pueda estar con nosotros dondequiera que estemos; Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Los domingos después de que el agua es bendecida y antes de que comience la misa el celebrante rocía el altar, se rocía a sí mismo, a los ministros, y a las personas como se prescribe en el Misal y en la ceremonia ritual que se indica a continuación.

A los fieles de Cristo se les permite llevar a casa agua bendita para espolvorear los enfermos, sus casas, sus campos, viñedos, y demás. Se recomienda también colocarla en fuentes en varias salas, de modo que puedan utilizarla para bendecir todos los días y con frecuencia.

Bendición de Aceite: Cómo hacer un exorcismo con aceite

Nuestro auxilio es el nombre del Señor.
Que hizo el cielo y la tierra.

Exorcismo

Criatura de Dios, aceite, echo fuera el demonio que hay en ti, por Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra y el mar, y todo lo que contienen. Que el poder del adversario, las legiones del diablo, y todos los ataques y maquinaciones de Satanás se disipen y vayan lejos de esta criatura, el aceite. Que traiga la salud de cuerpo y mente a todos quienes la utilizan, en el nombre de Dios Padre omnipotente, y de nuestro Señor Jesucristo, su Hijo, y del Espíritu Santo, así como en el amor de Jesucristo nuestro Señor, quien ha de venir a juzgar a los vivos y los muertos y al mundo con el fuego. Amén.

Señor, escucha mi oración.
El Señor esté con ustedes.

Señor Dios omnipotente, ante quien los ejércitos de ángeles tiemblan, y cuyo servicio celestial reconocemos; Te pedimos bendecir y santificar esta criatura, el aceite, cuyo poder ha sido liberado del fruto del olivo.

Lo has creado para ungir a los enfermos, de modo que, cuando se pongan bien, puedan darte las gracias a Ti, el viviente y verdadero Dios. Te rogamos, que quienes utilicen este aceite, quienes estamos bendiciendo en Tu nombre, sean librados de todo sufrimiento, toda enfermedad, y todas las asechanzas del enemigo. Que sea un medio de evitar cualquier tipo de adversidad del hombre, hecho a Tu imagen y redimido por la sangre preciosa de Tu Hijo, para que Él pueda nunca más sufrir la picadura de la serpiente; Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Se rocia el agua bendita.

Para protegerte contra futuros ataques de energías o espíritus malignos, lee aquí: Oracion de proteccion contra brujeria y también aquí: Talismanes poderosos para la protección

Aquí concluye este artículo sobre cómo hacer un exorcismo casero. Este conocimiento es distribuido libremente con fines informativos. Sigue navegando esta web para aprender más sobre rituales y conjuros.