Inicio » Hechizos de Magia negra » Hechizo para Cerrar la Boca a un Chismoso

Hechizo para Cerrar la Boca a un Chismoso

¿Alguien está contando rumores sobre ti y arruinando tu vida? ¿Te persigue una ex-pareja que no para de hablar mal de ti? ¿Hay acusaciones injustas contra tu persona y carácter? A veces, necesitas congelar a alguien en seco cuando comienzan a atacarte, y no hay mejor hechizo para cerrar la boca de esa persona que un tradicional ritual para congelar a alguien. Estos hechizos han sido practicados por hechiceros vudú durante siglos y todavía se usan ampliamente en la actualidad por una simple razón: funcionan.

Hechizo para Callar Enemigos en 4 Pasos

Hechizo para cerrar la boca a alguien

Hechizo para cerrar la boca a alguien

Este hechizo de congelamiento funciona para congelar las acciones de alguien o para cerrar la boca de una persona que habla en tu contra. Por lo tanto, podemos callar a un chismoso o alejar a un acosador congelando su comportamiento. Los hechizos de congelación se utilizan para silenciar a alguien y repelerlos de tu vida. Así que no intentes este hechizo con alguien con quien te gustaría reconciliarte, porque literalmente quedarán fuera de tu vida. Usa este hechizo solo contra personas que te estén perjudicando para que puedas cerrar su boca congelándolas fuera de tu mundo para siempre. Este hechizo usa magia poderosa de defensa y, como la mayoría de los hechizos, no debe emprenderse a la ligera. Veamos cómo hacer el conjuro de forma efectiva paso a paso.

1. Elige el contenedor

Todos los hechizos de botella funcionan para amarrar, contener o restringir el objetivo del hechizo. Dependiendo de cómo y por qué estás haciendo este hechizo, querrás elegir un contenedor apropiado. La elección más fácil y menos simbólica sería un simple frasco de vidrio para congelar, pero si bien puede obtenerse fácilmente, puede no tener el efecto más potente. Si tratas de congelar a alguien sexualmente, como un admirador indeseado o un acosador obsesivo, entonces querrás usar un contenedor que se asemeje a los genitales. Por ejemplo, puedes usar un pepinillo, zapallo o fruta con forma alargada para congelar los genitales. Para cerrar la boca a un chismoso, puedes optar por hacer el hechizo con una lengua de vaca en su lugar. No necesariamente usaremos una botella como contenedor. El hechizo puede realizarse dentro de un objeto que puedas cortar y volver a cerrar.

2. Prepara el objeto

Necesitarás un objeto, ya sea un muñeco, imagen o representación de tu objetivo. La mejor opción es una fotografía de la persona, pero si eso falla, simplemente puedes escribir su nombre en una tarjeta o dibujar una imagen a su semejanza. Idealmente, un mechón de su cabello o un objeto que hayan tocado funcionará muy bien también.

Coloca este muñeco o imagen en el frasco de vidrio vacío. Si estás trabajando con una fruta u hortaliza, córtala por la mitad y coloca el objeto dentro antes de coserla o unir las dos partes nuevamente. Para que el hechizo funcione, el contenedor debe cerrarse completamente.

3. Agrega un agente humectante

Ahora llena el recipiente con un agente humectante. Para amargar a una persona, puedes usar vinagre. Para hacer que sus palabras hirientes se vuelvan amargas en sus bocas, prueba con agua salada. O agrega pimienta roja o negra si quieres que sus mentiras le quemen, o si el conflicto es de naturaleza sexual.

Evita usar solo agua del grifo que carece de la carga mágica y simbólica que tienen el vinagre o la sal. También evita usar alcohol o aceite ya que en realidad no se congelan y, por lo tanto, anula el propósito del hechizo.

4. Sellar y congelar

Congelar y callar chismosos

Congelar y callar chismosos

La mejor manera de sellar el contenedor, ya sea un tarro o un vegetal, es gotear cera de una vela negra sobre la tapa o la abertura. Mientras goteas la cera de la vela, concéntrate en la llama y visualiza los efectos de tu hechizo. Imagina a la persona desapareciendo de tu vida y disfruta de cómo se siente. Imagina que las palabras de la persona se vuelven amargas en su boca. O simplemente imagina que tu acosador simplemente desapareció de tu vida.

Alternativamente, si no tienes una vela, puedes envolver el contenedor en papel de aluminio, con el lado brillante hacia adentro para que las acciones negativas de la persona vuelvan hacia él o ella y nunca te dañen. También puedes combinar ambos métodos sellando el recipiente con cera antes de envolverlo en papel de aluminio para obtener protección adicional.

Finalmente, coloca el contenedor en el congelador y observa cómo funciona tu magia.

Una vez que el hechizo está completo, tienes algunas opciones.

Si tu enemigo ha sido eliminado exitosamente de tu vida y no tienes motivo para volver a tenerle miedo nunca más, entonces puedes simplemente echar el contenedor sin ceremonias a la basura, ya que probablemente no merecen mucha de tu energía.

Otra opción es deshacerte del frasco dejándolo en una encrucijada a medianoche. Si usaste alfileres, asegúrate de quitarlos para que los animales que puedan comer la fruta o el vegetal no se lastimen. Otra opción sería dejar que el hechizo de congelamiento se derrita antes de verter el líquido en un cuerpo de agua corriente (río, arroyo, mar) y luego enterrar el recipiente.

Finalmente, tu última opción es dejar el hechizo congelado para siempre.

Si tu hechizo funcionó al principio, pero tu enemigo reaparece unas semanas o meses después, entonces tendrás que recargar el hechizo. Para esto, simplemente quita el hechizo del congelador, deja que se descongele durante un par de días y luego vuelve a colocarlo en el congelador. Puedes congelar y descongelar el hechizo varias veces cada pocos días para intensificar su poder. Por ejemplo, si alguien está intentando activamente causarte daño físico, puedes congelar y descongelar y volver a congelar el hechizo cada pocos días para mantenerlos a raya.

También puedes probar alguno de estos hechizos de destierro para protegerte de malas energías.

Este hechizo evitará que la persona se contacte contigo, chismee sobre ti o tome cualquier otra acción en tu contra. Sus acciones negativas fallarán o se volverán contra ellos. Recuerda que un hechizo de congelación dejará a alguien fuera de tu vida, así que no uses este hechizo en un amante que quieres volver a ver sino en un enemigo a quien realmente quieres alejar, de lo contrario podrías arrepentirte.

Hechizo con Lengua y Clavos para Cerrar la Boca a una Persona

Hechizo para callarle la boca a una persona

Hechizo para callarle la boca a una persona

Ahora que hemos visto cómo funcionan los hechizos para congelar a quienes hablan mal de nosotros, veamos cómo funciona este hechizo para cerrar la boca a alguien, o “callar las malas lenguas” usando una lengua de animal. El objetivo será evitar que hablen mal de ti, y puedes utilizar una lengua de vaca, ternera o res que puedes conseguir en cualquier carnicería.

Necesitarás:

  • 1 lengua de vaca (de la carnicería o supermercado / tienda de comestibles)
  • 1 papel con el nombre de la persona
  • 9 clavos o alfileres
  • Cabello de la persona (opcional)
  • Pimienta roja
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Limón
  • Alumbre (Opcional). Se puede encontrar en herbolarias o tiendas de cosmética natural.
  • Cuchillo

Cómo hacer el hechizo de la lengua

Prepara el papel con el nombre de la persona escrita 9 veces una vez debajo de la otra. Gira el papel en el sentido contrario a las agujas del reloj y escribe una frase similar a “Amarro tu lengua” o “Cierra la boca”.

Escríbelo 9 veces también, justo sobre los nombres que acabas de escribir. Esto se llama ‘cruzar y cubrir’. Dobla el papel una vez. Toma el cuchillo y haz una hendidura en la lengua. Espolvorea en el hueco que has hecho la pimienta roja, la pimienta negra, la sal y el jugo de limón recién exprimido. Coloca el cabello y el papel que has preparado en la ranura también. Usa los clavos o alfileres para cerrar la ranura en la lengua perforando a través de cada lado.

Ahora lo que hagas a continuación depende de ti. Puedes usar cualquiera de los siguientes métodos:

1. Cocina la lengua hirviéndola en agua. Cuando la lengua esté bien cocida, cómela. Quita los clavos o alfileres antes de comerla. En cuanto al papel, algunas personas dicen que también debes comerlo, pero esto depende de ti. Nota: Si vas a cocinar la lengua, no uses alumbre.

2. Coloca la lengua en el congelador para así congelar la lengua de la persona. Guárdala en el congelador hasta que notes que la persona ha cerrado su boca y dejado de hablar de ti por completo.

3. Si eres lo suficientemente valiente, toma la lengua y colócala frente a la puerta de la casa de esta persona.

Hechizo Cierra la boca

Encrucijada

4. Lleva la lengua a una encrucijada (cruce de caminos) y luego aléjate y no mires atrás.

Nota: Los hechizos contenidos en este sitio web se recopilan a partir de años de experiencia personal, tradiciones de magia popular y diversas fuentes esotéricas. Se publican con la intención de ayudar a quienes buscan recursos de hechicería y es posible que deban ajustarse para adaptarse a tu situación individual. Ten en cuenta que si tu sistema de creencias particular te prohíbe hacer ciertos tipos de rituales, probablemente no deberías intentarlo; sin embargo, es importante reconocer que no todas las tradiciones mágicas siguen las mismas pautas cuando se trata de hechizos.

Pin It on Pinterest